Vanessa Arauz: “Ecuador tal vez no pueda tener un fútbol hermoso como otros países, pero tiene mucho carácter y valentía”

Vanessa Araúz

El haber llegado a un Mundial no fue nada fácil, los resultados no fueron los que esperaron, sin embargo el sumar experiencia, las palabras de apoyo y su esfuerzo por seguir luchando por el deporte que aman, fue lo que les permitió a la Selección Femenina de Ecuador dejar a un lado las críticas y seguir con la cabeza en alto.

A sus 26 años, Vanessa Arauz, se convirtió en la entrenadora más joven en una Copa del Mundo, torneo que le dio una motivación más para seguir cumpliendo metas.

Son retos bastantes fuertes que nos da la vida, cumplimos para dar un aspecto evolutivo en el fútbol femenino. Y lo que vivimos allá (en Canadá) sirvió para que ellas (seleccionadas) se den cuenta de la exigencia, del nivel”, dijo a la página oficial de la FEF, la DT, quien añadió que sus dirigidas no han perdido la fe. “Ha sido un progreso bastante bueno, porque llegar a un Mundial no es nada fácil, nosotros peleamos con nueve países para entrar en dos cupos y medio y nadie nos regaló nada, fue el esfuerzo de muchos años de tratar de querer conseguir una clasificación al Mundial y esa motivación es la que las tiene ahora felices, entusiasmadas de terminar un reto más”.

El traspié que tuvo en el Mundial de Canadá, no ha sido impedimento para que la entrenadora, graduada en el Instituto Tecnológico Superior de Fútbol de la FEF, baje los brazos, al contrario, ha sido un aliciente lleno de fortalezas. “Sería muy fácil decir nos fue mal, dejo todo, me retiro, yo creo que eso es de mediocres y en nuestro caso tratamos de culminar todo hasta el final. Saber que lo importante es seguir avanzando, demostrando las capacidades que tienen cada una y avanzar”, expresó.

La adiestradora fue crítica con la prensa nacional: no hubo medio alguno en los partidos que se disputaron en Canadá.

Al consultarle sobre los resultados abultados ante Camerún y Suiza dijo:

“creo que ningún equipo entrena para perder y nosotros salimos con una ilusión inmensa de estar en nuestro primer mundial, de disfrutar, de tener esta responsabilidad. El partido con Camerún fue de muchas emociones, de la ansiedad de jugar el primer partido, de saber a quien te ibas a enfrentar. Pero también sucedió que el arbitraje, aunque suene un poco a justificación, cometió muchos errores, nosotros tal vez hubiésemos quedado tres a cero en ese partido, restando la expulsión de Ligia Moreira, que para nosotros fue una baja súper fuerte, porque si suman todos los partidos que hemos tenido en Copa América hasta el último que fue con Camerún nunca había sido expulsada Ligia quien es parte fundamental en la defensa, aparte de ser la Capitana y eso nos modificó mucho en la estructura”.

Y continuó: “frente a Suiza hubo un momento en el que el equipo cayó en una desesperación de no poder controlar y los goles se vinieron uno tras otro. Pero como yo hacía un análisis no podemos decir que por diez goles o cinco goles un país debe acabarse, porque hemos visto que en Copa América, la selección de Paraguay recibió seis goles de Argentina y no por eso debe terminarse el fútbol en Paraguay”, apuntó.

A pesar de los dos resultados en contra, contra Japón la Tri Femenina demostró un cambio total. “Tuvimos la oportunidad de demostrar que el equipo se levanta rápido de sus malos momentos y se demostró que Ecuador tal vez no pueda tener un fútbol hermoso como otros países pero tiene mucho carácter y valentía”, expresó.

Hubo críticas negativas.

Arauz también contó los momentos que vivió junto a sus seleccionadas. “Fueron cruciales, porque habían chicas que se sentían muy tristes, hubo críticas negativas, burlas, bromas, gente de nuestro propio país que nos asombra porque ellos no conocen el día a día de estas jugadoras, cabe recalcar que no tenemos fútbol profesional, donde juegan un partido cada fin de semana y no entrenan todos los días, donde hay equipos que no tienen el suficiente apoyo económico para tener muchas cosas que se necesita para el fútbol. Hay otras chicas que les toca trabajar, estudiar y entrenar. Es un esfuerzo muy grande que se hace con el fútbol femenino porque con el de varones no existe eso, porque ellos viven del fútbol, trabajan del fútbol, sería hermosísimo que con el fútbol femenino algún día pase eso”.

En cuanto a las críticas que recibieron, la entrenadora fue enfática y  recalcó:

“todos tienen derecho a opinar mientras conozcan de qué opinen y respeten, porque yo como se lo he dicho a mucha gente, allá en Canadá fuimos las 23 jugadoras, el cuerpo técnico, la dirigencia que nos acompañó y nadie más, no hubo prensa ecuatoriana en ningún partido, en ninguna rueda de prensa, no hubieron personas del fútbol femenino nuestro que nos hayan acompañado. Entonces, ¿cómo entender lo que sucedió si no lo pudieron vivir?, solo lo escucharon, solo les contaron, pero bueno pienso que es parte de la sumatoria de la evolución de lo que el fútbol femenino debe tener aquí en el país”.

A diferencia del torneo masculino, el femenino apenas tiene 3 años y es de carácter amaetur, por tanto, las chicas no viven de esto, a diferencia de los hombres, fue el énfasis que dio la adiestradora sobre el tema.

A su vez, mostró su agrado, ya que luego del Mundial la prensa se han interesado mucho más en esta Selección.

“He visto que muchos medios de comunicación han entrado a este nuevo mundo del fútbol femenino y están conociendo a las jugadoras ahora, yo sé que es poco a poco, tampoco de la noche a la mañana podemos crear que exista una red inmensa de fútbol femenino y que se dé un espacio de tres horas para comentar solo los partidos de las jugadoras. Yo creo que esto va a ir cambiando poco a poco y como lo mencioné un día, el día en que suceda eso el fútbol femenino de Ecuador habrá evolucionado al cien por ciento”, enfatizó.

Las experiencias que adquirió la directora ecuatoriana, la llenan de gratitud, mucho más cuando en una rueda de prensa en Canadá, la Selección nacional fue destacada. “Nos decían que Ecuador es la esencia que el fútbol tiene, esas ganar de jugar, esa pasión de levantarse y seguir jugando. Cuando terminó el partido con Japón fue muy bonito, todo el estadio se levantó a aplaudirnos, nos despedimos demostrando por qué estuvimos en un Mundial”, recordó.

Así, la tricolor Femenina continúa trabajando día tras día, esforzándose por seguir cumpliendo metas, una de ellas será los Juegos Panamericanos de Toronto, que se jugarán entre el 10 y el 26 de julio en la ciudad canadiense.

La tricolor femenina deberá encarar otro reto: los Juegos Panamericanos, a realizarse en Toronto (Canadá).

La tricolor femenina deberá encarar otro reto: los Juegos Panamericanos, a realizarse en Toronto (Canadá).

Fuente: FEF (nota elaborada por Jennifer Vicuña Pita)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s